Música en tu móvil

Si hay una funcionalidad del teléfono que todo el mundo utiliza es la de escuchar contenido. Hemos pasado del reproductor de cassettes o walkman al discman, después al reproductor o MP3, al iPod, y de ahí directos al la música en tu móvil. Primero con pistas de reproducción ubicadas en el almacenamiento interno  y ahora, además, con plataformas en streaming. 

Como sabemos que es una actividad que haces cada día, vamos a darte algunos consejos para sacarle el máximo partido a tus canciones favoritas en el iPhone o el smartphone que tengas, sin olvidarnos de la salud de tus oídos.

¡Atento!

¿Dónde escuchar la música en tu móvil?

Como te hemos dicho antes, tienes dos opciones principales: utilizar el almacenamiento interno de tu teléfono para guardar ahí tus canciones, o bien utilizar plataformas en streaming para escuchar los contenidos.

No podemos decirte qué opción es la mejor, dependerá de tus gustos y necesidades, pero si que tienen unas ventajas e inconvenientes bastante claros.

Si optas por almacenar las canciones en tu teléfono, el principal inconveniente que tendrás será que casi todo el espacio de almacenamiento desaparecerá. Todos sabemos que el almacenamiento de los teléfonos es limitado, y que cuando este se llena, el rendimiento del tu iPhone o tu smartphone se ve perjudicado. Siempre tienes la opción – si tu terminal lo permite – de aumentar la memoria con una tarjeta externa. La principal ventaja es, sin duda, que escuchas lo que quieres, cuando quieres , sin publicidad de ningún tipo y sin necesidad de conexión a internet.

En las plataformas de streaming tienes la ventaja de tener millones de canciones a tu disposición en una sola aplicación sin tener que andar pirateando como Jack Sparrow. Dos pulsaciones, ¡y ya puedes escuchar lo que quieras! Además, el contenido es cada vez más variado y no solo tienes música a tu disposición: hay podcasts, audiolibros… Los principales inconvenientes son evidentes: o pagas una suscripción mensual, o tienes que consumir publicidad. A veces, incluso, no puedes elegir exactamente lo que quieres escuchar, sino que tienes que poner las canciones de forma aleatoria. Y otro inconveniente: si no tienes internet, no hay música para ti.

Auriculares, ¿sí o no?

Aquí hay dos cosas que hay que diferenciar: la calidad del sonido y la salud.

Si hablamos de calidad de sonido, sin duda la experiencia es mucho mejor escuchando con auriculares. Se aprecian más los detalles del sonido, agudos y graves (aunque esto también depende de la calidad de la pista, claro). De hecho,  por si no conoces los sonidos en 8K, son unas pistas de audio que están manipuladas para escuches los sonidos alrededor de ti, es decir, ¡sonido con movimiento! Y esto solo funciona con los auriculares (o con altavoces envolventes, claro).

Te dejamos aquí un canal de Youtube con canciones en 8D, ¡ponte los auriculares y disfruta!

Pero en lo que se refiere a salud auditiva, el uso prolongado de auriculares – sobre todo a volúmenes excesivos – puede producir una disminución en la capacidad auditiva y otras patologías como los acúfenos o tinnitus. No en vano, debido al uso habitual de auriculares en la población, la capacidad auditiva empieza a disminuir, ahora, a partir de los 40 años, cuando antes estaba en los 60.

Por otra parte, es muy importante siempre que tengas en cuenta la comodidad de los demás. Es decir, si estás por ejemplo en el tren o en un avión no pongas tu música en altavoz. Usa, siempre, auriculares.

Vale, auriculares sí. Pero ¿cuáles?

Vale, en público hay que usar auriculares y, además, si quieres disfrutar de una calidad de sonido óptima son la mejor opción. Pero ¿qué tipo de auriculares?

En primer lugar debes elegir si quieres auriculares (in-ear) o cascos (externos). Los primeros tienen, por lo general, peor calidad de sonido pero también son más fáciles de transportar y ofrecen un aislamiento superior. En cuanto a los cascos, suelen ser de mayor calidad, y, por lo tanto, el sonido que sale a través de ellos es superior. ¿Inconvenientes? Que ocupan mucho más espacio aunque sean plegables.

En cuanto a la salud, es mejor utilizar cascos que auriculares, ya que estos últimos introducen la vibración directamente dentro del oído y puede afectar de forma más rápida a tu capacidad auditiva.

Más alto no significa mejor.

¿Subes el volumen para aislarte del sonido ambiente? ¡Mal! Utiliza unos auriculares o cascos que aíslen del sonido exterior en lugar de subir el volumen. No por aumentarlo vas a disfrutar más de la canción.

Cuando subes demasiado el volumen también puedes distorsionar los sonidos de la canción, haciendo que agudos y graves no se escuchen con la calidad suficiente debido a la vibración que se puede generar.

Otros aspectos que debes tener en cuenta: utiliza los auriculares siempre con volumen por debajo del 60%, y en períodos inferiores a los 60 minutos al día. Si quieres escuchar música en trayectos largos de tren, por ejemplo, intenta tomarte pequeños descansos sin escuchar nada para espaciar este tiempo.

Controles avanzados, ¡música en tu móvil como un pro!

Tanto en iPhone como en terminales Android puedes controlar con el ecualizador cómo se reproducen los sonidos. Te recomendamos que pruebes e investigues hasta que encuentres lo que más te gusta, pero algo que funciona muy bien es amplificar los graves. Con esto conseguirás aislar los graves de las notas más altas, poniendo más énfasis en los tonos bajos.

Si tienes iPhone esta es la ruta: Configuración -> preferencias de Música -> Ecualizador -> selecciona Amplificador de graves.

En Android: Ajustes -> Sonidos y vibración -> Calidad del Sonido / Efectos -> Utiliza el ecualizador para amplificar los graves.

Como te hemos dicho, ¡eres libre de experimentar! Según el tipo de música que escuches más a menudo, te interesará más una configuración u otra. Investiga hasta dar con la combinación que más te guste, ¡y a disfrutar de la música en tu móvil!

Música en tu móvil: ¡sácale todo el partido!
¿Quieres compartir este Post?
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Etiquetado en:                                

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *