Estás haciendo un Tik Tok en la playa y, ¡ZAS! viene una ola gigante, (o tu primo pequeño salpicando con el cubo y la pala). Resultado: móvil mojado.

O no, espera, que hay más: acabas de hacer una story para Instagram en la cocina, dejas el móvil sobre la mesa, te llama tu colega y cuando lo vas a coger, le tiras encima el vaso de agua que te habías olvidado de que estabas bebiendo.

Oooo, estás whatsappeando con tu mejor amiga, y tienes que ir al baño pero no puedes dejar la conversación a media y entonces… Bueno, ya te imaginas el resto, ¿no? ¡Móvil mojado!

Pues nada, nada, no hay que entrar en pánico, porque que se te caiga el móvil al agua o se moje tiene fácil solución. De hecho, tiene varias posibles. Y hoy, aquí, y ahora te las contamos todas.

Ante todo, rapidez

Lo primero que hay que hacer cuando se moja un smartphone es CORRER. ¡Corre y actúa para evitar daños irreparables! Total, que si se te ha caído al agua, sácalo lo más rápido que puedas, porque las posibilidades de repararlo van a depender bastante del tiempo que el móvil permanezca sumergido. Básicamente, cuanta más agua le entre, más piezas pueden resultar dañadas.

¿Qué hacemos cuando lo rescatemos del agua? ¡Apagarlo! Esto lo hacemos para evitar un cortocircuito (esto sí que sería ya el acabose de tu dispositivo). Si, por algún casual, el botón de apagado no funciona, siempre puedes extraerle la batería, si esta fuera extraíble, o forzar el apagado con el botón de reseteo (o el Home en el caso de los iPhone).

Deja el secador para tu mejor peinado

Una vez lo hemos apagado hay quienes hablan de darle una pasada de aire caliente con el secador de pelo. ¡Pues no lo hagas! Porque lo que puedes provocar con esto es que el agua se introduzca aún más en el interior de tu smartphone.

Lo que tienes que hacer a continuación de apagarlo es, más bien, desarmarlo. Sí, sin miedo. Extrae todas las piezas que puedas y sécalas con una gamuza suave y a ser posible de estas que no dejan restos de pelusa. Aunque una toalla también te puede servir.

En el caso de que el móvil se te haya caído al mar, tienes que tener en cuenta que el agua salada es muy corrosiva, por lo que secar las piezas con una toalla no bastará. Lo más indicado en este caso es limpiarlas con un bastoncillo de los oídos (o un trozo de algodón pequeño, o un cepillo de dientes viejo) empapado en alcohol para retirar la sal y entonces, ya, sí, secarlas.

El arroz, no sólo para la paella

Está el mito de la caverna y luego está el mito del arroz. Que resulta que no es tan mito en realidad, porque no siempre, no, pero a veces, funciona. ¿En qué consiste? Pues consiste en introducir tu móvil mojado en una taza o un bol de arroz (bien enterrado) y dejarlo ahí durante 48 horas.

¿Y qué pasa durante ese tiempo? Pues aparte de que tú te estés mordiendo las uñas desesperadamente, lo que pasa durante este tiempo, si las cosas salen bien, es que el arroz absorbe la humedad de tu smartphone y, ¡tachán! Se acabó el problema.

Y esto no funciona solo con arroz sino que también puedes utilizar otros productos con poder absorbente como la arena que le ponemos a los gatos, el gel de sílice (sí, esas bolsitas que vienen en casi todos los pedidos que haces online) o los copos de avena esos con tan mala pinta que se come tu hermana para desayunar.

Lo que sí es que, lo sumerjas dónde lo sumerjas, tienes que hacerlo inmediatamente, porque como esperes más de la cuenta y la humedad llegue a las piezas internas… ¡Ciao, pescao!

¿Y si no funciona ninguna de estas soluciones?

móvil mojado

Bueno, pues puede ocurrir que no te funcione ninguna solución para secar tu móvil si se te llena de agua. Y puede que incluso pruebes a llevarlo a tiendas que te prometen secártelo con una maquinaria especial, y eso, tampoco funcione.

Pero, ¿sabes qué? Que si eso ocurre ¡igual es una señal para que renueves tu móvil en Librephonía, que ya te iba haciendo falta! Y ya, con tu móvil nuevo, te vas a la playa tranqui, ¡y a hacer stories molonas! (Sin mojarlo, eso sí, que es nuevo).

Si quieres que te contemos mejor qué es un reacondicionado y por qué es bueno para ti, puedes leerte este post donde te lo explicamos todo, todo. Y cuando lo tengas claro, entra en nuestra tienda y escoge el móvil que prefieras.

¿Móvil mojado? Drama con solución, don’t panic!
¿Quieres compartir este Post?
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Etiquetado en:                    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *